Gestión por procesos… un reto para las organizaciones de salud

Autor Angélica María Amador Gutiérrez el 3/19/19 11:22 AM

Gestión por procesos, un reto para las organizaciones de salud

Con la formulación y adopción del direccionamiento estratégico en la institución, se hace indispensable la implementación de los procesos, teniendo en cuenta que la gestión de éstos se ha identificado como una de las metodologías más efectiva para el mejoramiento continuo en la organización.

Cualquier conjunto de acciones relacionadas en una secuencia lógica, que emplean recursos para transformar los insumos que se definen como entradas en el sistema (especificaciones, recursos, información, etc.) en salidas (productos, información, servicios, etc.) puede considerarse como un proceso. Las salidas de un proceso tienen valor agregado respecto a las entradas y pueden constituirse en insumo para la entrada del siguiente proceso. 

El grupo de normas ISO 9001 enmarca el horizonte de trabajo para que una organización implemente y mejore un Sistema de Gestión de Calidad (SGC). Dentro de este grupo de normas, tenemos norma ISO 9001:2015 que define los requisitos para su implementación; la norma se basa en ocho principios fundamentales, uno de ellos el enfoque a procesos, principio que busca mejorar la eficacia del SGC para aumentar la satisfacción de los grupos de interés, conociendo de primera mano los requisitos de estos, con el fin de cumplirlos a cabalidad. (También puede leer: Regulación colombiana para estudios clínicos)

Aplicar este principio implica que la organización invierta un recurso importante en tiempo y esfuerzo de sus colaboradores para definir los procesos que opera, el objetivo de cada uno de ellos, su alcance, la estandarización de la cadena de actividades que conforma este proceso, y el conocimiento claro de los requisitos y expectativas de los grupos de interés; cada uno de estos procesos debe ser gestionado, por un líder con la competencia técnica y el liderazgo suficiente para cumplir el objetivo planteado y ante todo lograr la satisfacción del cliente final, lo anterior conlleva a que la organización mejore la eficiencia en el manejo de sus recursos. 

La adopción de la gestión por procesos implica que la alta dirección y los líderes, estén abiertos a los cambios mentales y culturales que se necesitan y a la actitud y disposición de éstos para replicar los cambios requeridos en todos los niveles de la organización. Los cambios culturales inician con un nuevo vocabulario, continúan con el diseño del proceso, el entendimiento de que se debe contar oportunamente con los insumos o entradas para generar los resultados esperados y el conocimiento del efecto que tiene el incumplimiento de alguna de las actividades previstas en el proceso para el logro del resultado esperado, y termina con un producto recibido a satisfacción por parte del cliente final. 

Con la ISO 9001 se busca promover la adopción de la gestión por procesos, que concentra su atención en:

  • La comprensión y el cumplimiento de los requisitos de los grupos de interés.
  • La necesidad de considerar y de planificar los procesos en términos que aporten valor.
  • El control, la medición y la obtención de resultados con el desempeño y la efectividad de cada uno de los procesos definidos en la organización.
  • La mejora continua de la organización apoyada en mediciones objetivas de cada uno de los procesos.

La gestión de procesos no se dirige a detectar errores en los servicios que se prestan, se orienta a innovar la dinámica de la organización permitiendo que nuevos cambios se adapten de forma más sencilla, con el fin de facilitar el logro de los objetivos propuestos y la satisfacción de los grupos de interés. Si tiene alguna duda sobre este tema o quisiera contactarnos haga clic aquí

Angélica María Amador Gutiérrez.

Gestor de Calidad y Atención al Usuario | Caimed

Etiquetas: investigacion en salud, Gestion de calidad, Gestion por procesos