La Gestión del Conocimiento: Un proceso inaplazable

Autor Dr. Jairo Reynales el 7/25/19, 2:39 PM

La Gestión del Conocimiento: Un proceso inaplazable

En la actualidad, el mundo, los países y sus instituciones están experimentando cambios permanentes; la velocidad y el mayor acceso a las tecnologías de la información y la comunicación han propiciado y facilitado la generación y multiplicación del conocimiento. Esta situación es muy relevante, dado que el conocimiento, en sí mismo, genera un valor diferencial para quien lo posee.

La Gestión del Conocimiento es indispensable para lograr los resultados, tanto en las organizaciones como en las empresas, en la investigación y en las personas; tuvo sus orígenes en el ámbito empresarial, durante la década de los 90 con el auge de la economía a escala mundial. La expresión de esta “nueva cultura organizacional” tiene que ver con el despliegue de la “sociedad del conocimiento”, anunciada por Peter Drucker en “Las nuevas realidades”.

La globalización de la economía, impulsada por las tecnologías de información y comunicación es una realidad y es en ese contexto, que la Gestión del Conocimiento se transforma en un recurso estratégico para la vida de las personas y las organizaciones.

Ya hace tiempo, se cuenta con organizaciones, que se involucran en proyectos de investigación y de innovación tecnológica, con el fin, entre otros, de ser productoras, administradoras y divulgadoras de conocimientos; un ejemplo de ello, son las empresas farmacéuticas, cuyo impacto en la investigación de nuevas tecnologías, ha mejorado, en muchas ocasiones, la calidad de vida de las personas.

Gestionar el conocimiento significa agregarle valor a las personas y a las organizaciones; aumentar el conocimiento ya existente, validarlo en la cotidianidad y apropiarlo para el ejercicio práctico, son las condiciones para la generación de nuevo conocimiento, que debe posibilitar ventajas competitivas sustentables. (También puede leer: Innovación empresarial: por qué y cómo)

De nada sirve investigar para generar conocimientos, si éste no se traslada a las personas, a la comunidad y a las organizaciones; es la oportunidad para pasar de tener capital intelectual individual a consolidar un capital intelectual colectivo. Es inaplazable esforzarse para lograr, a través de la Gestión del Conocimiento, un mayor número de organizaciones acreditadas en el área de la investigación y la prestación de servicios, cuyos resultados deben concretarse en productos y servicios innovadores para el beneficio de la población.

La Gestión del Conocimiento forma parte de todo el conjunto de acciones con las cuales se le da valor al potencial científico y técnico que mejorará las condiciones en que viven las personas y la comunidad, pero también el desempeño de las organizaciones. Esta trae consigo, reconocer que los seres humanos se vinculan con la vida y con los conocimientos, a partir de su propia interpretación y experiencia, con las que generan diferentes percepciones y posibilidades de acción.

Cada ser humano es, a su vez, receptor, productor, formador e intérprete de los conocimientos, que expresa a través del lenguaje. El carácter interpretativo de los fenómenos de la vida y del conocimiento, propios de cada individuo, genera un espacio de diversidad que, bien aprovechado, favorecería la innovación, la creatividad y la generación de nuevos conocimientos.

 

En cuanto a los profesionales y las instituciones de salud

En la actualidad, en las instituciones de salud es cada vez más común estar en contacto con personas bien informadas, exigentes y más competitivas. Eso se debe a la facilidad y al rápido acceso que todos están teniendo a la información y por ende a la generación de nuevos conocimientos. De esta manera, son aparentes los efectos de la Gestión del Conocimiento en los diversos sectores, entre ellos el de la salud.

Concomitante a eso, los usuarios del sistema de salud son cada vez más conocedores de sus derechos, y requieren de los profesionales mayores conocimientos y mejor la calidad de la asistencia prestada. En ese contexto, estrategias y técnicas, han sido adaptadas y empleadas en el sector de la salud, entre las que se destacan las relacionadas con la calidad de la asistencia y de los servicios prestados. Así, entre otras, una de las estrategias adoptadas, con base en las experiencias de las grandes empresas y organizaciones industriales, es aplicar los conceptos y nuevas técnicas para la apropiación de nuevos conocimientos y competencias en las instituciones de salud. 

El conocimiento debe ser visto como uno de los más importantes recursos de la organización, porque facilita la formulación de planes más inteligentes, eficientes y efectivos, tanto en el ámbito individual como organizacional; esto estimula la elaboración de productos y servicios innovadores y excelentes en términos de complejidad, flexibilidad y creatividad. (También puede leer: Gestión por procesos… un reto para las organizaciones de salud)

El proceso de Gestión del Conocimiento abarca todas las formas de generar, renovar, almacenar, distribuir y utilizar el conocimiento. Ese proceso envuelve el tratamiento de grandes volúmenes de datos, haciendo necesaria la utilización de tecnologías de información; con el objetivo de promover el crecimiento, el desarrollo, la comunicación y la difusión del conocimiento dentro de la organización. La Gestión del Conocimiento posibilita que los profesionales generen respuestas rápidas y asertivas, vinculadas a las decisiones que necesitan tomar.

Los sistemas de información, presentes en muchas de las instituciones de salud, como el e-learning, permiten a los profesionales desarrollar la capacidad de acopiamiento del conocimiento tácito, que será más tarde, convertido en conocimiento explícito.

En la actualidad se cuenta con tecnologías de información que facilitan el proceso de la toma de decisiones como, por ejemplo: el soporte para la práctica basada en evidencia, las buenas prácticas almacenadas en los bancos de datos, repositorios clínicos, enseñanza a distancia, prescripciones e historias clínicas electrónicas.

Al adquirir más conocimiento, los profesionales de la salud consiguen tomar decisiones más seguras y efectivas; ese comportamiento permitirá modificar las características del trabajo y la responsabilidad que tienen, logrando los resultados esperados de manera más rápida y asertiva. Sin embargo, para que esos resultados adquiridos sean de calidad, es importante que el profesional sepa administrar y emplear, de manera correcta y competente, esos conocimientos provenientes de las diversas fuentes de informaciones existentes. Si esta interesado en este tema y quiere conocer más de nuestros servicios lo invitamos a dar clic aquí. 

 

Jairo Reynales-Londoño MD MSP.

Director de Operaciones. CAIMED

 

Bibliografía

Abidi SSR, Cheah YN, Curran J. A Knowledge Creation Info-Structure to Acquire and Crystallize the Tacit Knowledge of Health-Care Experts. IEEE Trans Inf Technol Biomed. 2005;9(2):193-204.

INCOLDA. Mundo Gerencial. La gerencia en los 95 años de Peter Drucker. [Internet]. Disponible en: http://es.scribd.com/doc/126318565/Mundo-Gerencial-Peter-Drucker. [Consultado 12 de julio de 2019].

Sampedro F. La Gestión del Conocimiento y el empowerment en un hospital de siglo XXI. Revista de administracion sanitaria. 2010; 1: 14.

Etiquetas: Innovación Empresarial, Gestion por procesos, Gestion del conocimiento

Suscríbase al Blog

Lists by Topic

see all