Principios generales para escribir un protocolo

Autor Nicolás Medina Silva el 3/5/19 12:52 PM

Principios generales para escribir un protocolo

Generar una pregunta de investigación y describir un procedimiento para responderla representan la esencia del método científico. Se puede entender el protocolo de investigación como un documento donde se describe de forma completa y rigurosa este procedimiento. Un documento bien elaborado no solo debe servir de guía para el desarrollo de las actividades de investigación, sino adicionalmente debe permitir evaluar aspectos científicos, éticos y de seguridad antes del inicio de las actividades de investigación.

Dado este ambicioso objetivo, enfrentarse a una página en blanco puede parecer desafiante, independientemente de la magnitud del proyecto. Describir el experimento de ciencias para una tarea del colegio puede ser tan intimidante como una tesis de grado. Esto se debe a que ambos esfuerzos proponen desafíos similares dado que la naturaleza no genera preguntas pequeñas, aisladas o irrelevantes. Cabe recordar a uno de los científicos mas influyentes en una reflexión sobre los fenómenos naturales: “La naturaleza utiliza solo los hilos más largos para tejer sus patrones, por lo que cada pequeño trozo de su tejido revela la organización de todo el tapiz” (Richard Feynman).

Las siguientes consideraciones son útiles para enfrentarse a este desafío y pueden ayudar a que el proceso de escribir un protocolo de investigación sea más constructivo para el autor, garanticen una adecuada implementación del proyecto y generen resultados robustos con conclusiones útiles.

Las descripciones deben ser claras. La claridad es una responsabilidad del autor, no es necesario que el lector sufra para tratar de entender el documento ya que, si esto ocurre, el valor del protocolo de investigación se ve quebrantado. Igualmente, cualquier ambigüedad erosiona la validez de los hallazgos. Es importante recordar a cada paso que el protocolo de investigación se escribe para ser usado en diferentes fases del proceso y por diferentes personas, el lenguaje debe ser suficientemente claro independiente de quien lo lea.

El documento no tiene por qué ser aburrido. La ciencia es una aventura y el autor dedica su tiempo y atención al protocolo con el fin de servir de guía en esta aventura. La descripción y la argumentación son componentes esenciales del lenguaje científico; sin embargo, algo de narración y lenguaje evocativo no están totalmente fuera de sitio. En particular, convencer al lector de la importancia de la investigación, la utilidad de sus métodos o el impacto de sus resultados; se presta para alejarse un poco del lenguaje puramente técnico.

Un texto bien escrito debe tener un hilo conductor. El método científico y las múltiples formas de aplicarlo han sido ampliamente estudiados y actualmente existen estándares para la organización de contenido que son sumamente útiles para garantizar que este sea completo. No obstante, el autor debe aplicar estos estándares atendiendo a su intención y vigilando que el lector pueda construir una imagen clara de lo que debe ocurrir durante la investigación.

Las excepciones son importantes, pero no tanto como las reglas. Es imposible anticipar todas las situaciones inusuales que se puedan presentar durante la investigación y aunque es responsabilidad del autor proporcionar una guía clara para resolverlas, la mayor parte del esfuerzo de investigación se centrará en las situaciones usuales. Por esto, la descripción de lo que ocurrirá mas frecuentemente durante la investigación debe ser desarrollada de forma prioritaria.

Finalmente, cabe recordar que escribir es difícil pero sumamente enriquecedor. Trate de divertirse al escribir y todo el proceso será mucho más interesante. Lo invitamos a descargar nuestra presentación de Medical Writing para que conozca un poco más sobre este proceso y la manera en la que CAIMED puede acompañarlo.

Nicolás Medina Silva MD. MSc.

Investigador | Caimed

Descargar Contenido Medical Writing

Etiquetas: investigacion clinica, Medical writing, Protocolos de investigación